Pronunciamiento de la senadora Paloma Valencia sobre la situación de Venezuela

Fecha

Bogotá, 1º de agosto de 2017

Autor

Prensa Centro Democrático

“Si la comunidad internacional, si este Congreso, si el Gobierno de Colombia hubiera actuado en los momentos oportunos tal vez la crisis en Venezuela no hubiera llegado a ser tan honda, tan dramática y tan sangrienta”.

 

Bogotá, 1º de agosto de 2017 (CD). Texto de la declaración de la senadora Paloma Valencia durante el debate sobre la situación de Venezuela que se llevó a cabo en la sesión plenaria.

 

“En Venezuela tenemos una dictadura. Porque ya las dictaduras no se constituyen por el hecho de que haya un golpe de estado militar cómo se usaba en Latinoamérica, sino porque una vez se hacen al poder utilizando mecanismos democráticos, empieza el proceso de destrucción de la separación de poderes. La manera en cómo van inutilizando el resto de la institucionalidad y la ponen al servicio de una sola causa, que es lo que ha venido pasando en Venezuela y que tiene similitudes peligrosas con algunas características de Colombia.

 

Habiendo dicho que en Venezuela hay una dictadura, no se puede hablar de incitar un golpe de estado contra el tirano, porque a los tiranos, no se les puede dar golpe de estados; precisamente de lo que se trata es que el orden constitucional está afectado, está destruido.

De manera que; cuando se llama a las fuerzas armadas del vecino país de Venezuela y el presidente Uribe las invita a que dejen de asesinar venezolanos, para más bien buscar la salida del tirano, de lo que se trata más bien es de restablecer el equilibrio de los poderes y darle a Venezuela nuevamente la democracia que merece.

 

Queríamos utilizar estos minutos solamente para enviarle un saludo de solidaridad, de apoyo al pueblo venezolano que ha estado tan sólo en este peregrinar en busca de la justicia, y de la libertad.

 

Sí sorprende oír tantas voces hoy, que guardaron silencio frente a la dictadura, y que estuvieron de acuerdo cuando la dictadura le favorecía las negociaciones con La Habana, con el narcoterrorismo.

Si sorprende ver tanta indignación en este Congreso, cuándo estos mismos congresistas mantuvieron silencio cómplice cuándo se iniciaron todos estos procesos.

 

Si la comunidad internacional, si este congreso, si el gobierno de Colombia hubiera actuado en los momentos oportunos tal vez la crisis en Venezuela no hubiera llegado a ser tan honda, tan dramática y tan sangrienta.

 

Yo quería dejar este mensaje porque creo es bueno que los ciudadanos colombianos, como sus líderes ahora están apoyando al valiente pueblo de Venezuela. Pero también hay una reflexión frente al silencio que tuvieron todos estos meses cuando las voces solitarias del presidente Álvaro Uribe y de algunos líderes regionales se hicieron expresar, pero ninguno de los que hoy clama por la libertad en Venezuela quiso manifestarse entonces.

 

Creo que es lamentable que por ejemplo, cuando vino Enrique Capriles a pedir ayuda para la oposición, lo hubieran recibido prácticamente en el garaje y que el presidente Santos no hubiera querido recibir a la esposa de Leopoldo López.

 

Simplemente quería decir que contrasta con la vehemencia de las intervenciones que hemos oído hoy, el silencio que tuvieron de todos estos meses cuando los mismos hechos estaban sucediendo y tantos venezolanos quisieron venir a Colombia a que hubiera algún tipo de solidaridad por parte de este congreso.”

 

(FIN)