Discurso del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez en el Foro por Colombia en Bucaramanga

Fecha

Bogotá, 3 de agosto de 2017

Autor

Por: Álvaro uribe Vélez

Bucaramanga, 3 de agosto de 2017 (CD) Texto de las palabras del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez al dar inicio al Foro sobre los retos de la economía, minería e hidrocarburos que se llevó a cabo en Bucaramanga.

 

“Les agradezco de todo corazón su asistencia. Estamos en estos foros por Colombia buscando construir un programa de gobierno, de acuerdo con los principios del Partido y con ustedes.

 

Primero, oiremos los panelistas, nos van a ayudar todos muy corto. Después, nuestros candidatos a la Presidencia tendrán dos espacios, dos rondas, las manejan como quieran para permitir rápidamente las preguntas de ustedes que podríamos acumular cinco o seis preguntas, minuto y medio cada pregunta y después dos o dos minutos y medio para que cada candidato le responda al segmento y así podemos hacer esto bien ágil.

 

Es muy difícil tratar el tema de minería, es un tema muy controversial hoy en Colombia, pero la democracia exige tratar todos los temas controversiales, un saludo también… ¿en dónde está José Obdulio? Me acompañó esta mañana, allá lo veo al lado del senador Rangel.

 

Pero nosotros tenemos que tratar todos los temas controversiales y tratarlos de la mejor manera. Yo diría lo siguiente: Colombia tiene una característica muy particular. En algunos países de Suramérica la minería es en desiertos, aquí han buscado minería donde hay agua, donde hay agricultura y en zonas verdes eso causa enormes dificultades. Tenemos que entender que el país necesita minería y no puede afectar el agua ni puede afectar la agricultura, esto no lo podemos manejar con irresponsabilidad maltratando los recursos naturales, ni tampoco le podemos decir al país que lo dejamos sin minería, o sea que el partido tiene que buscar mucha sensatez en el tema.

 

Yo diría que necesitamos un Gobierno que dirija unos de nuestros precandidatos que esté en permanente diálogo con la comunidad, con los ambientalistas, con quienes están interesados en la minería y con la comunidad científica para encontrar las mejores salidas. O sea, que no hagamos del tema un tema tabú, aproximémonos al tema buscando la mayor objetividad ¿les parece? Porque alguien me llamaba: ‘no pongan en ese tema  que es muy impopular’. No, pongámoslo y lo manejamos bien, queridos amigos,  independientemente de lo que digan, de que lo quieran agregar nuestros precandidatos, que ellos finalmente el candidato único que habremos de tener será quien habrá dirigirnos en todo este proceso.

 

Yo he venido sugiriendo cinco temas en el manejo económico:

Primero, bajar impuestos. El país tiene hoy una de las economías más gravadas del mundo, de acuerdo con el Business Insider de Gran Bretaña, eso ha desestimulado locales y extranjeros.

Esta mañana me dijeron, en el Club Campestre, que por qué no había hablado del predial. Mire la gravedad, del 2000 a la fecha, el predial ha aumentado en un 496 por ciento, eso es insostenible. En el mismo periodo hemos tenido una inflación acumulada alrededor  del 80, un crecimiento de la población alrededor del 17 y un crecimiento de la urbanización del 60 y el predial del 490 – 495, se ha vuelto expropiatorio.

 

A mí me han dicho los compañeros del Centro Democrático: no propongamos congelar avalúos, sino congelar el pago, que paguen, que cobren, pero necesito unos años de congelamiento del pago. Y ¿qué hace el país con esta cascada de impuestos? Pero, por el otro lado, bien afectados los colombianos en el consumo.

Yo creo que hay que rebajar impuestos, pero la gente dice: ¡ay! yo no te creo empleo con una rebaja de impuestos y al otro día me cambian eso; me ponen a invertir y al otro día me lo cambian. Hay que dar normas de estabilidad, que los proyectos de inversión demoran.

 

Pero también hay que mejorar el consumo, yo diría, bajen impuestos, den estabilidad y subamos el salario mínimo, subámoslo con fuerza simultáneamente. Es mejor pagar salario que pagar impuestos y yo creo que eso va creando un gran equilibrio; ¿por qué lo propongo?

 

Yo les pido a cada uno de ustedes decir esto que es fundamental de nuestro discurso. Nosotros necesitamos la empresa privada y la política social. (Hugo) Chávez creyó que no necesitaba empresa privada para la política social, en alguna ocasión me dijo a mí que Fidel (Castro) le había dicho que bastaba con un socialismo con petróleo, le dije: ‘Hugo, no te alcanza’.

 

¿Qué necesitamos? Repítanlo: empresa privada y política social. Entonces llevamos tres normas, baje impuestos, dé estabilidad, suba el salario mínimo. Sumémosle a eso dos cositas.

 

Un problema fundamental del país es el desempleo de los jóvenes y las dificultades del futuro -una nacional y otra universal- ¿Cuál es la nacional? Aquí hay miedo a invertir; y ¿cuál es la universal?  Se van a destruir muchos empleos  por la inteligencia artificial, la robotización, hasta los médicos se van a tener que reorientar totalmente, porque ya los científicos dicen que en el año 2025 habrá trasplante de órganos sintéticos. Les recomiendo leer ese libro del profesor Klaus Schwab, La cuarta revolución industrial.

 

Tema de corrupción

 

La verdad es que tengo que empezar por la viga en el ojo propio. Yo deploro lo que pasó con el viceministro nuestro y Odebrecht, yo no lo nombré a él por recomendación de la política sino por recomendación de una Cámara de Comercio respetable, y que lo recomendó de muy buena fe, porque es graduado de la Universidad de los Andes, con una maestría en la Universidad Mason de Estados Unidos.

 

Yo me meto en el tema porque mi larga vida política, con toda la controversia que genera sobre mí, yo he sido escrupulosamente honrado en el manejo de los recursos del Estado y de mis negocios particulares. Nuestros candidatos tienen un gran compromiso contra la lucha de la corrupción y nos preocupa mucho que no se sepa todo lo de Odebrecht. Si hay algo en nuestro gobierno que se sepa y que se sepa todo lo del gobierno Santos, incluidas las reuniones del Presidente de la República con Odebrecht para gestionar dineros.

 

Hombre que no siga esta mermelada, saben una de las maneras cómo el Gobierno ha estimulado la corrupción, reservan una partida presupuestal global y la van asignando poco a poco en el ejercicio fiscal para un congresista, el otro, algunos la manejan bien otros se la roban y el Gobierno no publica quiénes son los gestores de ese gasto, no lo publica. Entonces aparece el anonimato y el anonimato es la gran protección del criminal, porque el anonimato es la clave de seguridad a la impunidad.

 

Yo recuerdo que, en materia de lucha contra la inseguridad, una de mis políticas era visibilizar al delincuente. Cuando uno hacía visible el nombre de un delincuente, ese día empezaba la persecución contra él, ese día se le acababa el anonimato, ese día empezaba a perder la impunidad.

 

Mis compañeros han presentado proyectos muy importantes, el muro de la infamia, que alguien que esté incurso en corrupción, cualquier compañía en la que participe, no puede contratar con el estado, etc.

 

Tema credibilidad

 

Lo primero que necesita el país, a mi juicio, es recuperar la credibilidad. Yo hablo con mis compatriotas santandereanos, problemas en la industria, en la agricultura, en la palma, en la tierra, capacidad adquisitiva, el problema con Venezuela, etc.

Compatriotas nariñenses asfixiados por 40 mil hectáreas de coca, asfixiados agricultores. Popayán, todos bastante sometidos por las invasiones, etc. En otras partes del país, el problema de la extorsión. Los padres de familia, el problema de la drogadicción. El temor a muchos de los puntos de los acuerdos con las Farc.

 

El primer factor de credibilidad es que tenemos unos candidatos de excelencia. Unos candidatos, a mí me da orgullo como ciudadano que haya un partido que tenga esta nómina de candidatos, qué bueno. El segundo, es la manera como se  está construyendo este programa; el tercero, ellos están dispuestos, si hay un Gobierno que va a recibir una herencia muy difícil, tenemos conciencia de eso. Endeudamiento del sector público consolidado alrededor del 55; el sector central ha pasado del 37 al 43, un alto déficit en medio de una desconfianza de inversión. Hay petróleo para cuatro años y medio, para cinco años y no están buscando suficientemente,y se pararon las tendencias de la reducción del desempleo y de reducción de la pobreza y está volviendo a crecer la informalidad. Y un déficit de la salud que en agosto del año entrante puede ser de 7 billones. El próximo Gobierno no puede hacer milagros.

 

¿Saben cómo se rescata la credibilidad, creo yo? Con la construcción de un gran programa para el país en diálogo con los ciudadanos y si gana uno de nuestros compañeros, ojalá, que entonces vaya ejecutando el programa en un diálogo permanente con los ciudadanos. Palmo a palmo, yo digo: Mire, en este momento no podemos hacer esto, pero vamos a bregar a hacer esto.

 

Yo creo que el ejercicio de diálogo que yo hice con los ciudadanos en Colombia en esos ocho años, fue muy bueno, pero yo recomendaría mejorarlo. Yo recomendaría hacerlo más focalizado a un sector y a otro, va a ser la única manera de rescatar credibilidad en un gobierno que, por las circunstancias del país, no podrá llegar a hacer milagros.

 

Las listas

 

Me refiero a la actual bancada. En la actual bancada hay tres personas mayores, uno viejo que soy yo; los otros, jóvenes. Han sido muy cumplidos, serios, buenas personas, no están en mermelada ni en corrupción. ¿Qué hago yo mis compatriotas santandereanos? Yo soy el portero más caro del país, porque lo que brego a hacer es a salir de último en la plenaria del Senado. Salgo de allá cuando me echan y apagan las luces, para dar ejemplo. Parezco un maestro de escuela, un prefecto de disciplina. A las 11 de la noche no veo a José Obdulio que siempre está ahí. ¿Qué se hizo José Obdulio? Salió al baño. ¡Llámenlo, que vuelva rapidito! Una bancada muy cumplida. Nosotros no podemos fallar.

 

Yo les ruego, vayan pensando en unos nombres de excelencia para Cámara y Senado.

 

Hecha la lista que reúna las aspiraciones. Ahí no puede haber más cuestionados que yo. Queridos amigos, en eso hay que poner exceso de cuidado y hecha la lista que responda a las exigencias del país, nos sentamos a definir si va a ser abierta o cerrada, tanto en Cámara como en Senado, pero eso nos tiene que dar credibilidad.

 

Candidatos

 

Procuremos ganar, hacer este esfuerzo. Una vez terminemos este recorrido por el país, por las principales capitales -con la ayuda de Dios-, hacemos aquí tres foros: uno en Barranca, otro en García Rovira y el otro puede ser en el Socorro o en San Gil. Pero primero, estos foros nacionales.

 

La coalición

 

Nosotros tenemos que tener nuestro candidato único y un candidato único de coalición.

 

Hemos hablado con el presidente Pastrana. Me parece muy importante con el doctor Alejandro Ordóñez, hijo muy ilustre de esta tierra; con la doctora Martha Lucía, con los cristianos activos en política, con los laicos católicos, con las víctimas de Farc, con el doctor Angelino, él no aspira a ser candidato, pero él ha estado ayudando mucho, él tiene ideas en las cuales discrepa de mi persona. Es un hombre, un ser humano extraordinario, con quien se puede hablar y nosotros tenemos que estar en un permanente diálogo ciudadano. Con las bases, bases liberales, de La U, conservadoras, independientes, una coalición fundamentalmente con la comunidad, queridos amigos.

 

El candidato no lo va a escoger Uribe. Yo ya hice mi tarea, que fue escoger estos cinco que son de lujo, de ahí en adelante, las reglas se las van a fijar los propios candidatos y tiene que haber un proceso de selección objetiva que nos lleve a tener el candidato único del Centro Democrático. Que eso quede muy claro.

Tengo 65 años y una carrera política que empezó cuando no debía empezar, antes de adquirir uso de razón. Por ustedes lo único que tengo es afecto y gratitud.

 

Ojalá la vida me permita ver unos gobiernos que le sirvan mejor a esta gran tierra santandereana.

 

Tengo por ustedes todo el cariño

 

Muchas gracias”.

 

(FIN)