Constancia/ Zonas veredales de Farc parecen las nuevas ‘Repúblicas Independientes del delito’

Fecha

Bogotá, 7 de junio de 2017

Autor

Prensa Centro Democrático

Bogotá, 7 de junio de 2017 (CD). Texto de la representante Tatiana Cabello en la plenaria de Cámara.


 

"Este calificativo no es caprichoso y menos especulativo. Hay que ver las graves denuncias que ya se hacen de estas zonas y las áreas que la entornan, donde la guerrilla parece que quiere imponer su propio estilo delincuencial.


 

Extorsiones, robos, prostitución y hasta intentos de violación a menores de edad, son –entre muchas- las denuncias que están haciendo las comunidades y los mismos mandatarios en las que se han implementado estas zonas para la guerrilla.


 

Solamente hay que ver el último informe del Mecanismo de Monitoreo y Verificación que creó el mismo Gobierno, en el que da cuenta que la guerrilla está haciendo lo que quiere en estas zonas.


 

Ejemplo, el 15 de marzo, 7 integrantes de las Farc salieron de la Zona de Verificación de San José del Guaviare y, ese mismo día, otros 4 salieron sin autorización. Nadie da razón a qué salieron y lo curioso es que todos tienen orden de captura vigente, por lo cual debieron ser detenidos y trasladados por las autoridades a un sitio de reclusión.


 

El 9 de mayo, en la zona de verificación Vidri, se denunció que un integrante de las Farc intentó violar a dos menores de 3 y 9 años, respectivamente, situación que fue denunciada, pero hasta hoy no se ha revelado la identidad de este delincuente que pareciera está protegido por el manto de la impunidad.


 

Y las cosas no quedan aquí. En diversos sectores del país hay denuncias de extorsiones y atracos, incluso el mismo gobernador de Antioquia, Luis Pérez, dijo: 'hemos recibido quejas que en Yondó hay una circulación muy alta de menores, hombres y mujeres del municipio, hacia la zona de concentración. También hemos recibido quejas que en otros lugares, como Dabeiba, algunos jefes de la guerrilla bajan a tomar whisky al pueblo. Otra queja que hemos recibido es que se ha acelerado la circulación de mujeres desde las zonas urbanas hacia las zonas de preagrupamiento'.


 

Como se observa, este tema de las zonas de concentración se está saliendo de las manos y por eso quiero dejar constancia ante la plenaria para solicitarles al Gobierno y a las autoridades que tomen cartas sobre el asunto y a las comunidades que denuncien las irregularidades, porque Colombia no se merece este tipo de republiquetas de la delincuencia.

 

(Fin)