María Regina Zuluaga Henao

Presentación María Regina Zuluaga representante Centro Democrático Hecha en el pueblo para el Pueblo.

Regina Zuluaga nunca se imaginó que heredaría el liderazgo que ejerció con autoridad su mamá Graciela Henao, una respetable educadora que dedicó su vida a construir escuelas en Argelia a punta de convites, empanadas y fiestas comunales.

Dice que en ese ambiente humilde y de trabajo desinteresado le picó la vena de la política, porque desde esa época se interesó por los problemas de la gente y le gustó trabajar codo a codo con la comunidad.

Estudió la primaria y el bachillerato en Santa Teresita de Jesús y Administración en el Tecnológico de Antioquia. S e gradó como abogada en la Universidad de Medellín, especialista en derecho administrativo, con un diplomado en Brasil.

Presentación María Regina Zuluaga representante Centro Democrático

Con su madre Graciela y su padre Jesús María se vinieron de Argelia a la Comuna Nororiental y allí en los barrios Aranjuez, Manrique y en Los Populares comenzó a convivir con los problemas de la comunidad y a participar en sus soluciones. Desde el año 78 comenzó a acompañar a Luis Alfredo Ramos en sus correrías políticas, con Oscar Darío Pérez, Gabriel Zapata y ahora con Liliana Rendón y su hermano Obed.

Como madre cabeza de familia ha vivido de cerca las angustias, necesidades y soluciones de hogares en los cuales la mamá hace también el papel de papá y asume todas las responsabilidades. Así sacó adelante a su hija Paula Andrea, hoy abogada de la Universidad de Envigado, y puede disfrutar y alternar sus vivencias de la política, con la ternura que le brindan sus dos nietas Isabela y Sara.

De la Comuna Nororiental pasó a Belén. Aunque no dejó de recorrer las comunas y corregimientos. Salió elegida para el Concejo de Medellín en el período 2008-2011, donde defendió la descentralización educativa, para llevar la universidad pública a los barrios; impulsó la política del teletrabajo, la policía de infancia y policía comunitaria, el programa de mediación escolar para solucionar conflictos en las instituciones oficiales, la escuela de capacitación de los bomberos y la creación del día clásico de los deportes a motor.

Se declara defensora radical de la institucionalidad, cohesión social: equidad de género, adulto mayor, las diferentes etnias y de los discapacitados.

Afirma que, como abogada, quiere ser garante de los derechos ciudadanos frente al Estado de Derecho y por eso es una convencida de la descentralización y de la revolución educativa. Está dispuesta a mantener en alto las banderas de la Seguridad Democrática, de la mano de su líder Álvaro Uribe, para que Colombia y su pueblo Argelia no vuelvan a vivir el terror de la guerrilla como en épocas pasadas.