Federico Eduardo Hoyos Salazar

Federico Hoyos Cámara Centro DemocráticoDefensor de las Ideas y los Méritos:

Profesional de la Reserva de la Armada, Federico es un hombre sencillo que a sus 29 años, sueña con que lo recuerden más como a un gran líder que como a un gran político, con eliminar las maquinarias, hacer política con honestidad y formar un hogar con las características de aquel en el que creció cercano a su abuelo, su padre el que siempre llevaba un libro debajo del brazo y su trabajadora madre.

Estudió Ciencias Políticas en la Universidad Eafit en Medellín y una especialización en Estudios Políticos Avanzados en la universidad de Notre Dame en el estado de Indiana, Estados Unidos. Ya desde el colegio fue graduado con honores en materias como Historia y Política. Hizo su práctica universitaria con el entonces concejal de Medellín Federico Gutiérrez con quien aprendió en la arena cómo se hace un debate, qué características debe tener, cómo se hace la investigación. También trabajó con Gutiérrez en la campaña por la alcaldía donde se encargó de discursos, debates, encuestas, estrategia en comunicaciones lo que le sirvió para aplicarlo ahora en su propia campaña.

Ha sido columnista de opinión, experiencia que comenzó con un blog en los últimos años de la universidad y que gracias a su disciplina durante un buen tiempo logró ser reconocido hasta alcanzar una oportunidad en el programa de “Jóvenes Talentos” del periódico El Colombiano de Medellín. Luego del periódico El Tiempo, donde sólo alcanzó a publicar 4 columnas por la llegada de su candidatura a la Cámara por Antioquia del Centro Democrático. También fue profesor de las universidades Eafit y Bolivariana.

Fue fundador de la revista de opinión en Internet Posición que tiene un enfoque de defensa de los valores tradicionales, de centro derecha que defiende la seguridad y la familia como núcleo fundamental, el capitalismo y el libre mercado con sentido humano y cristiano.

Se hizo a pulso y nunca ha contado con “roscas” para alcanzar sus objetivos y es un defensor de los logros por méritos. “Yo creo que la política no se debe desgastar en asuntos burocráticos sino en ideas”, afirma pensando también en las épocas de campaña en donde parte de los esfuerzos de los partidos políticos tradicionales se concentran en maquinaria más que en construir propuestas que beneficien a la comunidad.

Admira a los sus santidades Juan Pablo II y Francisco por su gestión por acercar la Iglesia a la gente y a Juana de Arco y a José María Escrivá por el llamado que hace a la santidad sin importar el área de desempeño de la persona. Así mismo, admira al expresidente Álvaro Uribe Vélez por su capacidad de microgestión y por haberle devuelto la esperanza a un país.

“El político de ahora dejó de estar al servicio de lo público para estar al servicio de los privado: eso hay que cambiarlo”, dice

“El político de ahora dejó de estar del lado del servicio de lo público para estar al lado del servicio de lo privado: Eso hay que cambiarlo, dice convencido de que allí radica la verdadera renovación de la política.

Irá al Congreso pensando seriamente en la implementación de medidas para combatir a las drogas y proteger a los jóvenes de ese flagelo. “Me duele mucho el tema de la drogadicción y el alcoholismo. Yo he encontrado una droga: el deporte”, afirma.