Senadora María del Rosario Guerra celebra que Fiscalía investigue irregularidades en la Gobernación de Sucre

Fecha

Bogotá, 23 de enero de 2017

Bogotá, 23 de enero de 2017(CD). La senadora María del Rosario Guerra celebró que la Fiscalía General de la Nación haya iniciado investigaciones sobre irregularidades presentadas en la Gobernación de Sucre durante los últimos tres años.

 

La legisladora enumeró las irregularidades que ella ha venido denunciando desde el Congreso de la República:

 

“Primero, hace casi dos años, el 24 de abril del 2014, le pedí la renuncia al gobernador de turno por incompetencia y presuntos malos manejos de los recursos de Sucre, en especial lo relacionado con el Hospital Universitario de Sincelejo y otros temas del sector salud.

 

Segundo, denuncié cómo se estaban robando el Programa de Alimentación Escolar a través de contratar con instituciones que estregan en mal estado e inadecuado balance nutricional las raciones alimenticias para los niños.

 

Tercero, denuncié cómo los recursos de las regalías para Ciencia, Tecnología e Innovación (cerca de $60 mil millones año) se han desviado a proyectos que no tienen impacto en el desarrollo científico y tecnológico de la región y que sólo van a beneficiar a algunas instituciones de educación superior y a varias ONG, sin experiencia ni con capacidad para transformar las capacidades regionales. Igualmente, denuncié las alianzas politiqueras para expoliar al departamento”.

 

Seguidamente, la Senadora reiteró la importancia de recuperar la moralidad en el buen manejo de los recursos públicos en el departamento de Sucre.

 

“El departamento ha tenido recursos propios, vía transferencias y regalías, para inversión (cerca de $1,5 billones año) que le permitirían transformar las condiciones de vida de sus habitantes; pero lamentablemente la corrupción, la politiquería y la incompetencia de sus mandatarios mantienen al departamento muy rezagado”, reclamó la Senadora.

 

Finalmente, expresó que en su carrera desde el sector publico y privado, ha sido “una abanderada no sólo en denunciar la corrupción sino en trabajar para que haya un cambio de la cultura del ‘dinero fácil’ a la cultura del manejo pulcro y eficiente de los recursos públicos. Lo público –bienes y recursos- es de todos, hay que cuidarlos y defenderlos para el bienestar de los sucreños”. 

 

(Fin)