Entrevista/Apoyaríamos una Constituyente que pueda revisar y modificar los acuerdos de paz: Álvaro Uribe Vélez

Fecha

26 de febrero de 2016

Autor

Entrevista con Voces RCN

Entrevista con Voces RCN

26 de febrero de 2016

El expresidente Álvaro Uribe, en entrevista con Voces RCN, aseguró que si el gobierno del presidente Juan Manuel Santos perdiera el plebiscito sería una gran oportunidad para reorientar el proceso de paz y, con ello, se abriría la posibilidad de conseguir una paz seria y estable, compatible con la legislación nacional e internacional.

“Si ganan el plebiscito y convocan una Asamblea Constituyente tenemos que ver cuándo y cómo. Si van a conformar esa figura para ratificar los acuerdos no podríamos estar de acuerdo. Pero si hay una constituyente democrática, con limitaciones para participar en ella y con facultad para revisar y modificar los acuerdos de paz, la apoyaríamos”, dijo el senador Uribe.

Álvaro Uribe insistió en que su partido no ha decidido si hará campaña por el No o por la abstención, en caso de que se convoque un plebiscito para refrendar los acuerdos entre gobierno y Farc. Destacó que lo más importante ahora es que los colombianos tengan la oportunidad de conocer las razones por las cuales el uribismo no está de acuerdo en que se apruebe lo que se ha negociado con las Farc.

“Todo el mundo me pregunta si quiero la paz, quién no la quiere, pero lo que no acepto es la impunidad, porque eso no da garantía de una paz sostenible. No queremos la guerra, sino una paz seria y estable”, aclaró Uribe en declaraciones desde Washington.

El senador del Centro Democrático le restó importancia a la fecha de la firma del acuerdo de paz y aseguró que lo importante “es la sustancia”.

“Los ataques recientes del ELN son consecuencia de la indulgencia del gobierno con el terrorismo, la impunidad y la elegibilidad política que se le han ofrecido a la violencia. Esto así es muy mal ejemplo para el ELN y las bandas criminales. Lo que uno quisiera es que en lugar de tener afán de fechas, reorientaran el proceso, y que este gobierno le exigiera a las Farc concentrarse en un sitio y cumplir con un cese total de criminalidad”, dijo el senador.

Agregó que “ellos (ELN) han disminuido las acciones criminales, pero han aumentado el control territorial, el rearme, el narcotráfico y la extorsión”.

Uribe dijo que la verificación ofrecida por una comisión nombrada por el Consejo de Seguridad de la ONU, en el sentido de que se vigile el desarme, la concentración y el cese al fuego bilateral, no es suficiente garantía.
“Nadie esperaba que el Consejo de Seguridad negara esa vigilancia, pero eso no implica que los acuerdos cumplan con los estatutos de la legislación colombiana, la Corte Penal Internacional, de la Carta Democrática, ni de la Convención Americana de los Derechos Humanos”, cuestionó el expresidente.

Uribe opinó que si Santos hubiera continuado la política de seguridad promovida durante su gobierno (2002-2010) o la hubiera mejorado “seguramente los terroristas de las Farc ya no tendrían la capacidad que tienen en Colombia y estarían en Caracas o en La Habana. Alegó que tal vez hubieran tardado más unas negociaciones pero hubiera empezado con mayor solidez y con la posibilidad de conseguir una paz compatible con la legislación vigente”.

Negociaciones y escándalos

Sobre la posibilidad de que el gobierno de Santos inicie un proceso de negociación con el ELN, Uribe opinó que eso habría sido mucho más fácil hace 5 años “pero lo dejaron complicar mucho y hoy ellos están nuevamente fuertes”.

Insistió en que se han fortalecido por el narcotráfico, porque no hay política de seguridad, por el mal ejemplo de la impunidad y porque las fuerzas armadas nacionales están desmoralizadas.

Con respecto a los cuestionamientos que tienen que ver con los costos para la modernización de las obras de la Refinería de Cartagena, Álvaro Uribe reconoció que durante su gobierno se buscó socio internacional privado para ejecutar esos trabajos y eso lo ganó Glencor.

Según cuenta el expresidente, al tiempo, el socio manifestó que por la crisis internacional no podía cumplir con los compromisos y en ese momento se le dieron dos alternativas, indemnizar a Ecopetrol o dejar todos los negocios que esa empresa tenía en el país. Uribe contó que Glencor arregló con Ecopetrol y vendió acciones perdiendo dinero.

“Luego se decidió que Reficar había que hacerlo más grande para que hubiera más combustible con menos azufre. Ese programa costaba 3.900 millones de dólares y ahora dicen que costó 8.000 millones. Alguien tiene que dar esas explicaciones. Hay gente que falta por hablar, como por ejemplo Javier Gutiérrez, quien fue muchos años presidente de Ecopetrol. Estamos dispuestos a participar en el debate para que todo se examine”, concluyó el senador.