Discurso del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez en el Foro por Colombia en Cartagena

Fecha

Cartagena, 4 de agosto de 2017

Autor

Por: Álvaro uribe Vélez

Cartagena, 4 de agosto de 2017 (CD). Texto del discurso del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez al dar inicio al Foro ‘Emprendimiento: la base de una economía incluyente’.

 

En este evento el Centro Democrático hizo entrega oficial del título de Director Honorario al señor Alberto Araújo Merlano.

 

“El Partido tiene que honrar a colombianos muy distinguidos y que han ayudado bastante, sobretodo, con su ejemplo. Hoy nos da mucho gusto y nos sentimos muy honrados que don Alberto Araújo acepte ser director honorario del Partido.

 

Es muy difícil hablar de don Alberto, por donde uno lo encuentre es de esos seres muy singulares, muy especiales, que irradian ejemplo desde la familia, desde el patriotismo, desde la ética, desde el emprendimiento. Yo lo asocio a él con patriotismo-familia.

 

Recuerdo un 31 de diciembre de 2006, llevaba el exministro Fernando Araújo ocho años secuestrado, habíamos logrado retomar la huella para intentar el rescate. Un informante nos dijo dónde estaría el 1º de enero. Desplazamos un equipo muy bien entrenado de las Fuerzas Armadas que caminaba en la noche y en el día se quedaba quieto, porque en la zona no hay árboles altos, es una zona arbustiva, de bosque tropical seco, de pequeños árboles con mucha tuna.

 

Estaba planeado que el equipo llegaría en la mañana del 1º de enero. El 31 de diciembre en la mañana, cuando nos íbamos con destino a Quibdó, a visitar la comunidad del Nuevo Bojayá, recibimos una llamada del informante, que los secuestradores iban a trasladar al secuestrado esa misma tarde, que íbamos a llegar tarde el 1º de enero.

 

Yo le había contado a don Alberto Araújo en qué estábamos, y fue una llamada muy difícil para mí, decirle que íbamos a anticipar un día el operativo porque si llegábamos al otro día ya lo habrían trasladado. Desde la línea de acá del teléfono yo sufría pensando en el papá, en el abuelo y en el patriota. Con muy pocas palabras, no desautorizó. A los minutos lo llamé y le dije: ‘don Alberto, los helicópteros llevan volando 20 minutos’. Qué patriotismo, qué estoicismo, qué valor civil, ese amor de él por su familia y por su Patria que conocí en ese largo periodo entre 2002, cuando asumimos, y principios de 2007 cuando el excanciller Fernando Araújo se encontró con nuestras Fuerzas Armadas.

 

Difícil encontrar a alguien que le haya servido tanto a Cartagena y que le haya dado tan buen ejemplo a las nuevas generaciones de colombianos. Y uno le pregunta del pasado y él le habla del futuro, es impresionante. Yo trato de preguntarle qué está pasando, qué hubo con aquello del pasado, una cosa, la otra, y de lo último de lo que me ha hablado –y ya me ha autorizado decirlo públicamente- es que es el gran promotor para el gran aeropuerto internacional del Caribe colombiano entre Cartagena y Barranquilla.

 

De mis conversaciones con él salgo muy acomplejado porque digo: ‘hombre, yo soy un anciano acabado y don Alberto es un joven brioso’, porque yo vivo ya muy como los ancianos, hablando nostálgicamente del pasado y él, como los jóvenes emprendedores, hablando entusiastamente del futuro. ¡Cuánto le debe Cartagena y cuánto le debe Colombia! Pero además es un faro ético, es un faro moral, este país que habla tanto de cultura de legalidad, ahí tiene los ejemplos, ahí tiene los puntos de referencia.

 

Nos honra mucho que usted -no es un honor para usted, es un honor para nosotros- que usted acepte ser Director honorario del Partido, estimado don Alberto.

 

Directora del Centro Democrático, Nubia Stella Martínez. El Partido Centro Democrático, de conformidad con lo previsto en su Estatuto nacional, por postulación y decisión del Presidente Fundador el 2 de agosto de 2017, confiere el título de Director Honorario al doctor Alberto Araújo Merlano, como reconocimiento a una vida ejemplar, a su compromiso, entrega y distinguidos servicios e invaluables aportes a la Patria y al patrimonio doctrinario del Centro Democrático.

 

Dada en Cartagena de Indias, Distrito Turístico y Cultural, a los 4 días del mes de agosto de 2017.

 

Solo quiero hacer una consideración adicional. El artículo mencionado del Estatuto dice: ‘Quien ostente la investidura excepcional de Director Honorario tendrá voz y voto indelegable en todas las instancias decisorias y de deliberación del Partido y podrá, a su discreción, participar o no en todo evento del Partido, cuando así sea. Su presencia será exaltada y ocupará lugar prevalente en el recinto al que concurriere”.

 

Alberto Araújo Merlano. ¡Qué honor tan grande recibir esta distinción del Centro Democrático de manos del expresidente Álvaro Uribe Vélez! El estadista cabal, prudente, justo, magnánimo. El colombiano más admirado en Colombia y en el exterior.

 

Presento un saludo afectuoso a las directivas del Centro Democrático y a los precandidatos que participan del debate presidencial, exponiendo con claridad y carácter sus tesis para dirección del Estado. Confío plenamente en que cualquiera de ustedes ganará la Presidencia el próximo año.

 

Presidente Uribe: ¡gracias, muchas gracias!, me siento muy honrado con esta distinción. Colombia espera del Centro Democrático el rescate de sus instituciones, y de usted la conducción de la próxima campaña electoral donde sus representantes reciban un inmenso caudal de votos para la Cámara de Representantes y el Senado y, sobre todo, para el nuevo Presidente de la República, el cuál debe ser un digno representante de su pensamiento político y de quienes votamos por el No en el plebiscito.

 

La amenaza a nuestras instituciones democráticas es tan grande, que todos sus admiradores debemos hacer cuantos sacrificios personales sean necesarios, para asegurar que el nuevo ocupante de la Casa de Nariño sea el más idóneo y el que cuente con las mayores posibilidades de ser elegido en la primera vuelta.

 

¡Bendito sea Dios! que nos permita a los colombianos contar con su extraordinaria capacidad de liderazgo, para salvarla del inminente riesgo de que se convierta en otra Venezuela y que retome el rumbo que usted trazó, durante los 8 años en que ejerció la presidencia. ¡Gracias presidente Uribe! ¡Gracias!

 

Expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez. La situación del país es difícil. La herencia del próximo gobierno es una herencia muy difícil, un país con un alto endeudamiento, con un alto déficit, pero al mismo tiempo sin confianza de inversión. Cuando hay confianza de inversión el déficit es manejable, cuando no hay confianza de inversión empeora.

 

Un país con una capacidad de consumo popular muy diezmada, un país con unos impuestos muy altos, un país en el cual se ha frenado la creación de empleo formal y se ha desacelerado la reducción de la pobreza.

 

Un país en el cual, también, viendo las cifras, se ha reducido muchísimo la dinámica del crédito popular. En 2002 la cartera microempresarial de Colombia era de 726 mil millones, en 2010 era de más de 8 billones y hoy, de acuerdo con las cifras de la Superintendencia, levemente supera los 11 billones.

Esta mañana le preguntaba yo a un gran empresario cartagenero: ¿usted ve hechos económicos que nos ayuden en el segundo semestre del año que viene?; y me dijo: ‘no sé hasta dónde la reducción de las tasas de interés puede trasladarse a activar el consumo’. Y me agregó: ‘lo único que veo que está moviendo al pequeño comercio en Colombia, es el narcotráfico’. ¡Qué tristeza!

 

El Presidente de la República anoche se quejaba del consumo en los Estados Unidos, pero se le olvidó que en América Latina hay países donde el número de jóvenes que se enrolan en el narcotráfico y en la drogadicción está creciendo más rápidamente que en los Estados Unidos y en Europa. ¡Cuidado con Colombia!

 

A cualquier momento nos van a mostrar una cifra muy preocupante del crecimiento del porcentaje de jóvenes vinculados a la drogadicción. Yo diría que Colombia tiene que derrotar la droga, no porque los Estados Unidos quiera, sino porque las familias colombianas lo imponen.

 

Por eso toda esta difícil herencia es dominable, por dos razones: por ustedes que representan una muestra, tan genuina, de la gran ciudadanía de Colombia; y por la credibilidad de nuestros candidatos. Con ellos construimos un programa de credibilidad, con diálogo, con la ciudadanía, ellos son imaginativos preparados y además tienen mucha claridad de que el programa no solamente hay que construirlo con la ciudadanía a partir de nuestros principios, sino que en el evento de que uno de ellos gane la Presidencia de la República estarán siempre en la ruta de rescatar la credibilidad, no ofreciendo soluciones al detal, sino trabajando con cada sector de Colombia, que con empresarios, que con trabajadores, con el turismo, que con la industria, que con los servicios, que con la investigación, que con la tecnología, con las fundaciones, con el microcrédito, con los pensionados, con las Fuerzas Armadas, con los reservistas de las Fuerzas Armadas, construyendo con cada sector de Colombia un camino, gobernando con cada sector de Colombia, mejorando el país poco a poco, palmo a palmo.

 

Yo creo que, en medio de mis defectos y mis limitaciones, el diálogo de aquellos ocho años con mis compatriotas fue muy útil. De aquí de Cartagena, en los consejos comunitarios ustedes me exigieron que había que hacer la refinería que la tecnocracia no dejaba. Ustedes me exigieron que había que hacer las obras deportivas para los Centroamericanos y del Caribe, que teníamos miedo porque no había dinero. Ustedes me exigieron que había que hacer la primera parte de la vía de la Ciénaga de la Virgen y los colegios, los megacolegios que allí se construyeron. Ustedes me exigieron que había que montar Banca de Oportunidades en el Pozón. Ustedes me exigieron que Cartagena tenía que ser la primera ciudad colombiana con Familias en Acción. Ustedes nos exigieron que había que emprender las dobles calzadas a Barranquilla. Ustedes nos exigieron que había que construir un sistema semejante al Transmilenio, el Transcaribe. Ustedes nos exigieron que había que darle todos los estímulos tributarios a los nuevos hoteles para que se generara empleo.

 

Ese diálogo sirvió. Un diálogo que le exigió mucho al gobierno, pero tuvo una falla, yo les digo a los distinguidos candidatos que la corrijan: en la situación actual de Colombia tiene que ser un diálogo más focalizado con cada sector para resolver problemas.

 

Yo quiero saludarlos a todos, quiero darle un saludo muy especial a Ana Luisa Zubiría, la señora esposa del doctor Sabas Pretelt, el exministro a quien tanto queremos. Ana Luisa Aquí nos acompaña.

 

Y tenemos dos reservas para que la Patria salga adelante, la gran ciudadanía de Colombia y nuestros candidatos.

 

(FIN)