Discurso del expresidente Álvaro Uribe en el Foro de Barranquilla sobre generación de empleo

Fecha

Barranquilla, 5 de agosto de 2017

Autor

Por: Álvaro uribe Vélez

Barranquilla, 5 de agosto de 2017 (CD). Texto del discurso del expresidente Álvaro Uribe Vélez al dar inicio al Foro por Colombia, evento organizado por el Centro Democrático en Barranquilla sobre propuestas reales de generación de empleo. Este Foro contó con la participación de los cinco precandidatos presidenciales del Partido.


“El partido tiene aquí una lista excelente de cinco precandidatos. Será un proceso democrático, objetivo, definido por ellos, el que escogerá el candidato único del Centro Democrático a la Presidencia.

Y tenemos que dar otro paso, tenemos que dar otro paso que es el candidato de la coalición. Con el expresidente Pastrana, la doctora Marta Lucía, el doctor Ordóñez, las  víctimas de las Farc, los grupos cristianos, saludamos a los pastores que hay aquí, laicos por Colombia, ciudadanos. Una gran coalición ciudadana.

Alguien me decía: —yo soy de la base liberal ¿puedo estar en esa coalición?— Te necesitamos. Alguien dijo: —usted me dejó en La U ¿puedo llegar a esa coalición allá?— Por supuesto, todo la base. —Que soy independiente, ¿puedo estar en esa coalición?— ¡Magnífico! El doctor Angelino, y dicen: —pero si Angelino es de izquierda—. Es de izquierda democrática y en muchos temas piensa diferente de mi persona, y es un gran demócrata, con él se puede dialogar y encontrar acuerdos sobre el futuro de Colombia.


El país necesita recuperar credibilidad. Yo diría que aquí hay un problema muy grave: desconfianza en los acuerdos con la Farc; una economía llena de impuestos —la cuarta más gravada en el mundo—, se ha perdido la confianza de inversión. Una cosa es un país con alto déficit fiscal y confianza de inversión, otra cosa es un alto déficit fiscal y sin confianza de inversión. 

Es un país que tiene petróleo para escasos cinco años, cinco años y medio y no se está buscando debidamente. Es un país que se ha afectado mucho la capacidad de consumo. Es un país que ha subido enormemente el endeudamiento. Bastante difícil.


Vamos a oír a nuestros panelistas y a nuestros candidatos, yo creo que aquí hay que hacer un ajuste que premie la inversión y el consumo. Por eso he propuesto en todos los foros, a consideración de nuestros candidatos, estos elementos: baje impuestos. Pero la ciudadanía dice  — ¿para qué me bajan hoy impuestos si invierto hoy y mañana me los suben?—. Hay que dar unas reglas de estabilidad en el largo plazo.

Y entonces creo yo que si uno baja impuestos, si da reglas de estabilidad a 20 o 30 años para que inviertan y generen empleo de calidad y profundicen y mejoren el ingreso, a eso le puede ayudar una elevación importante del salario mínimo. Baje impuestos, dé estabilidad, suba el salario mínimo. 

Muchos dicen que eso evita la formalización. Hoy hay una situación bastante difícil, yo creo que lo está evitando es la falta de confianza en la economía nacional para invertir.

Miren, el Gobierno quitó muchos de los… para los trabajadores hasta 10 salarios mínimos, le quitó a los empresarios el pago de la salud y de parafiscalidades, y sin embargo se ha estancado ahora la formalización.

Yo creo que logramos con bajar impuestos, dar estabilidad, subir salario mínimo — si eso se mantiene en el largo plazo estable recuperando credibilidad y confianza— logramos avanzar en formalización, y esto tiene que ser una coalición de empresarios y trabajadores alrededor de la empresa privada solidaria, la empresa privada con criterio cristiano, en expansión y acompañada de una gran política social.

Cuando yo veo a mis hermanos de Venezuela pienso en algo que me pasó con el presidente Chávez el 17 de diciembre de 2003, me dijo en Santa Marta que qué opinaba yo de su política social, le dije: — presidente, es buena, no la conozco en detalle, pero parece que tiene mucha lógica en las misiones. Un país tan rico como Venezuela tiene que superar la pobreza—. Y le dije: — presidente, ¿le puedo hacer un comentario? — y él tenía un caribeño cálido, detrás del cual escondía ese odio que le había infundido Fidel—, le dije: — presidente, no acabe con la empresa privada, si usted quiere sostener una política social en expansión, fortalezca la empresa privada—, y me dijo que no se necesitaba, que Fidel le había dicho en los 80 que América Latina necesitaba un socialismo con petróleo y señaló a Venezuela. Y le dije: — no te alcanza—.

Para nosotros es fundamental la alianza empresa privada-política social, son variables mutuamente dependientes. Pero ahí hay que hacer una cosa: este país tiene… los japoneses tienen un problema muy grave de envejecimiento, ha sido un país que por algunas circunstancias ha recibido muy pocos inmigrantes y van a tener que flexibilizarlo ahora porque se les envejeció la población que trabaja. Nosotros tenemos todo lo contrario, una población muy joven, promedio de edad 29 años, pero un alto desempleo juvenil que va a necesitar integrarse aquí con dos puntos, dos puntos de estos seis, uno de ellos, hombre, la  educación.

Esta mañana me decían que la Alcaldía de Barranquilla está haciendo algo muy bueno que es la integración de  — avanzando en lo que empezó nuestro gobierno—  que es la integración del bachillerato con la técnica y la tecnología. Y aplicando aquella norma de nuestro gobierno que dijo: mire, si alguien se gradúa de tecnólogo de sistemas que complete unos créditos y pueda ser ingeniero de sistemas. Y pensado siempre a futuro, porque se van a destruir muchos de los empleos que conocemos por la revolución de la inteligencia artificial. Los médicos tienen que entrar a estudiar ya cómo van a ser los trasplantes del año 2025, cuando tengan ya que hacer un trasplante con un órgano sintético.

Y crecer el Fondo Emprender y ese Fondo Emprender vincularlo con el sector privado. Entonces, que el Estado de garantías y fundaciones y bancos privados que den créditos y aportes a los proyectos de emprendimiento de los jóvenes. Ese foro de Cartagena ayer sobre emprendimiento fue tan bello.

Y el banco de oportunidades para que sea un factor de inclusión y todo esto, todo esto activarlo, innovarlo. Yo pensaba ayer en Cartagena que el banco de oportunidades tiene que llegar a que tengamos plataformas en las principales áreas de las ciudades de Colombia, para que esas plataformas organicen el ahorro ciudadano y lo coloquen en la misma área de la ciudad donde se capta para poder expandir el emprendimiento.

Alguien me decía esta mañana aquí en Barranquilla: — pero si usted le apoyó a Alex Char, usted le apoyó el impuesto a los teléfonos—, le dije: — sí—, es tal vez de lo poquito, lo único que apoyamos de la reforma tributaria. Yo no podía negarme, porque cuando yo fui Alcalde de Medellín, que no había telefonía celular, creé un impuesto a la telefonía en línea fija de la época para la seguridad, y a mí me ha parecido bien que Álex Char cobre el impuesto que le ha permitido esa formidable obra de los parques de Barranquilla. Yo creo que eso se podría hacer en todo el país, pero bajarle los impuestos a la inversión, sube el salario mínimo para mejorar el consumo, dé estabilidad y ¡cuidado con el predial y el impuesto de industria y comercio!  

Tengan estas cifras en mente, es que al país lo han gravado mucho. — No, es que la tierra no está gravada—. ¿Dónde está Ricardo Rosales? ¿Dónde está Rafael Matera? Oigan esto: ya hay ciudades de Colombia donde los ciudadanos  han tenido que vender casa por un valor inferior al que está en el avalúo de catastro. ¿Y ustedes saben en cuánto ha crecido el catastro del 2000 a la fecha? En un 495 por ciento. ¿Ustedes saben cuánto valía en el 2002 el catastro rural? Treinta y dos billones. ¿Cuánto vale hoy? Está aproximándose a los 170. Un crecimiento del  catastro del 496 por ciento en un periodo en el que la inflación acumulada ha sido del 80. El urbanismo del país ha crecido. Mientras  el catastro del  país ha crecido 496 por ciento, el urbanismo del país ha crecido un 60 y la población un 17. Así no vamos para ninguna parte, queridos amigos, lo nuestro no es caprichoso. Aquí hay que crear un plan de ajuste para el empleo, de educación, emprendimiento, inclusión, baja de impuestos, subir el salario mínimo, dar condiciones de estabilidad y derrotar la corrupción.

Laureano Gómez decía que el problema no es solamente de estructura sino de hombres. Hay muchas fórmulas nuestras para derrotar la corrupción, ahí les dejo la mejor: ¡nuestros cinco precandidatos a la Presidencia!

Y permítanme hacer esta referencia frente al narcotráfico. Esta mañana le decía yo a unos industriales de Barranquilla, — es que en Venezuela que llegaron a tener 16 millones de cabezas de ganado, hoy tienen seis o siete, y cuando un ternero allá valía 300 mil pesos aquí valía millón 200 y por eso han traído tantos de contrabando—. Y entonces llega alguien y me dice: —pero es que cuidado, ese crecimiento del narcotráfico en Colombia lo que está hoy es impulsando el contrabando de todos los bienes y afectando la industria y aquí se paralizó la expansión de la zona franca—. Y el Presidente de la República nos salió antes de anoche con el discurso trasnochado de hace 30 años diciendo: — si quieren que aquí no se produzca coca que los gringos dejen de consumir—. ¡Cuidado señor Presidente! el problema del consumo es de nuestra juventud.

Y aquí hay que derrotar el narcotráfico, porque si no es así el narcotráfico derrota a la familia, tumba la selva, acaba con los ríos, derrota la industria y derrota la agricultura. Aquí hay que derrotar el narcotráfico, no porque Santos les tenga miedo a los gringos; aquí hay que derrotar el narcotráfico a pesar del miedo de Santos a las Farc; aquí hay que derrotar el narcotráfico porque lo exigen nuestros padres de familia, porque lo exigen nuestras gentes de trabajo.

Queridos amigos, Venezuela, Venezuela, bienvenidos. Miren, Maduro, el tirano, tiene estos cinco factores de reprensión: el Ejército, la Guardia Nacional de Venezuela, los colectivos  privados criminales, el Eln y las Farc.  El domingo en los municipios venezolanos cercanos de Norte de Santander, las Delicias y Rafael Urdaneta, el grupo terrorista Eln manejó la constituyente, desnudó jóvenes y los torturó, diciendo que quien no apoyara la constituyente iba a correr con la misma suerte. Y el pueblo venezolano pobre, maltratado, tiene dos elementos a  favor: su valor civil histórico y las redes sociales.

Y algunos dicen: —‘no, es que la solución de Venezuela es el diálogo—.  ¡Cuidado se les aparece la Virgen! ¡Cuidado y se les aparece la Virgen! El diálogo lo ha utilizado Maduro para consolidar su represión, para poder consolidar la asamblea comunista de careta democrática.

Estudiemos lo que pasó en Rusia hace 100 años, estudiemos lo de Cuba y ahí va el proceso con las adecuaciones históricas, pasando ahora de una Asamblea, donde había una expresión plural y ganaba la oposición, a una Asamblea controlada totalmente por el régimen y elegida fraudulentamente.

El mundo tiene dos opciones: permite que se consolide la dictadura de Venezuela o la derrota. No la va a derrotar el mundo con el diálogo.

Cuidado con las sanciones económicas porque las sanciones económicas de pronto no afectan a Maduro, le causan más hambre al pueblo de Venezuela.

Yo insisto en una tesis, no es del Partido, es de mi cosecha individual, aquellos que estén en desacuerdo con esa tesis, hasta en el Partido están autorizados para renegar de ella: yo creo en la necesidad de una intervención militar del propio Ejército de Venezuela, no para un golpe de Estado, no para que las Fuerzas Armadas se tomen el poder, sino para que obliguen a Maduro a hacerse a un lado, se convoque a elección general, con sufragio universal y se tome el rumbo de la democracia, mis apreciados amigos de Barranquilla y de Venezuela.

Quiero finalmente saludar a una compañera de acción que ha estado con nosotros en todas las horas, saludar a Vicky Cárdenas, expresarle nuestro profundo sentimiento de dolor por la muerte de Gustavo Jimeno, su esposo, decirle que Gustavo nos ayude desde el cielo para que en esta batalla no nos cansemos.

Alrededor de las 12 del día les va a tocar a ustedes una cosa maluca, pero me obliga el horario que me impuso el Tribunal de Bogotá a referirme al tema desde Barranquilla.

Muchas gracias.

 (FIN)