"Debemos buscar alternativas que den valor agregado a productos como el café": Paloma Valencia

Fecha

Neiva, 11 de agosto de 2017 (CD).

Autor

Prensa Centro Democrático

  • “Para tener un café que les dé a los colombianos ingresos dignos”.

 

Neiva, 11 de agosto de 2017 (CD).  En el Foro por Colombia que se llevó a cabo en Neiva sobre ‘Economía cafetera y la agroindustria como motor social’, la senadora Paloma Valencia expuso sus ideas para enfrentar las distintas problemáticas que tiene los cafeteros y el sector de la agroindustria en Colombia.

Durante el foro la senadora Paloma Valencia dijo que “para tener un café que les dé a los colombianos ingresos dignos, debemos dejar de vender el café en costales como comodities y venderlo como delicatesen, yo creo que esa filosofía es la que necesitamos”.

“Cuando uno habla de café nos remitimos a una historia triste y crítica. Les doy cifras que parecen lamentables: en 1992 la producción del café de Colombia era de 16 millones de sacos/año y representaba el 21,5 por ciento de la producción mundial, para el 2014 la producción del café bajo a 12.1 millones de saco/año que representaba el 8,8 por ciento de la producción mundial”, indicó la Senadora.

También realizó un análisis acerca de la situación social y económica de los cafeteros en el país, donde resalta la importancia de, no solo producir bultos de café, sino producir un café tecnificado que pueda competir en los mercados internacionales.

Para tener una producción de café rentable y que pueda competir nuevamente en los mercados internacionales con el objetivo de ofrecer bienestar a los agricultores, la senadora Paloma Valencia propone:

1.    Otorgar créditos estables y sin alzas con el propósito de que el cafetero logre pagar dicho crédito y esto se represente como una oportunidad para los pequeños campesinos.

2.    Que las cooperativos sean establecimientos de crédito, de la misma forma los almacenes agropecuarios deben convertirse en una línea de crédito para subsidiar los insumos con el fin de que llegue a todos los municipios de Colombia.

3.    Desarrollar por medio de la tecnología el genoma del café, para poder mejorar los cultivos y hacer un café de mejor calidad, esto nos abre posibilidades de estimulaciones hormonales y de hacer que las plantas maduren con productividad más alta.

4.    Continuar con el proyecto de ley “Quiero a los cafeteros” que busca crear un fondo para financiar las pensiones de los campesinos, a través de las ventas del café a los ciudadanos, en donde ellos puedan donar un 10% de lo que vale el café.

5.    ARL (Aseguramiento en Riesgos Laborales), debemos buscar maneras más independientes, para que el jornalero esté afiliado con total autonomía a dichas instituciones y cuando por distintas razones el trabajador se cambie de domicilio, no tenga que realizar todo el proceso de cambio sino simplemente este afiliado a una ARL completamente independiente.

6.    Manejar un fondo de estabilidad para evitar que los campesinos sean afectados con las alzas del precio del café.

7.    Iniciar un plan de mejoramiento rural, con el propósito de que los campesinos puedan tener una vivienda digna.

8.    Instalar placa huellas en las vías terciarias para que los municipios puedan acceder a dichas vías reduciendo el costo solo a 800 millones el Km.

9.    Ampliar el servicio de extensión de cafeteros a todos aquellos campesinos que deseen iniciar sus cultivos de café, y no concentrar la mencionada posibilidad a las grandes empresas productoras de este producto.

(FIN)