Comunicado / Senador Cabrales advierte que víctimas no podrían votar “curules de paz”

Fecha

Bogotá, 20 de junio de 2017

Autor

Prensa Centro Democrático

Bogotá, 20 de junio de 2017(CD). En medio de la reclamación que han dirigido varios congresistas del Centro Democrático en la sesión Plenaria, el senador Daniel Cabrales insistió en la preocupación que le genera el hecho de que las víctimas de las Farc no sean quienes finalmente elijan a los ocuparán las 16 circunscripciones especiales de paz, que se crearían en Cámara de Representantes, precisamente para ser votadas por quienes han sufrido por el conflicto armado. Cabrales Castillo advirtió que las Farc serían quienes tendrían la posibilidad de votar para esas curules especiales. 

 

“Supuestamente se crearían estas circunscripciones especiales para dar participación política a las poblaciones que han sido históricamente afectadas por el conflicto armado. Nos preocupa que se haya excluido de la votación a los cascos urbanos de estas zonas, pues lo que ocurre es que la mayoría de las víctimas se ha desplazado hasta los cascos urbanos temerosos de estar en el mismo territorio que hoy habitan las Farc con permiso del Gobierno y si esas víctimas que están en los cascos urbanos no pueden votar ¿quién accederá a estas curules?, pues lastimosamente tenemos que decir que podrán votar, acceder a estas curules quienes estén en el área rural, es decir las Farc”, puntualizó el senador.

 

El senador Daniel Cabrales evidenció la situación de su departamento, Córdoba, en donde los municipios de: Puerto Libertador, Tierralta, Valencia, San José de Uré y Montelíbano conformarían una de las 16 circunscripcionesespeciales para la paz.

 

“Da la casualidad que la zona en la que se creará la circunscripción especial que le corresponde al departamento de Córdoba, es donde históricamente hanmilitado las Farc y en donde siempre han sembrado coca y este mismo hecho ocurre en todas las zonas especiales del país” afirmó. 

 

El congresista concluyó diciendo a la Plenaria: “Cosa diferente hubiese pasado si le hubiesen hecho caso a los 6 millones y medio de colombianos que votaron NO en el plebiscito y que no lo hicieron para hundir la oportunidad de la paz, como muchos de ustedes lo han hecho, sino para corregir lo que mal quedó en ese acuerdo; hoy Colombia estiraría respirando otro aire”.


 

(Fin)